Cuando trabajamos con programación estructurada, tomamos decisiones en nuestro código utilizando condicionales IF o sentencias SWITCH, pero cuando trabajamos con programación orientada a objetos, podemos desarrollar de manera que sean objetos y no decenas de condicionales o switch / case los que tomen las decisiones sobre cómo se debe procesar nuestro programa. Por ejemplo: cuánto descuento se le debe aplicar a un cliente. Esto lo vamos a ver en la lección de hoy con un par de ejemplos sencillos pero muy útiles y fáciles de entender.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Patrón Factory y Value Objects Lección siguiente Propiedades y métodos estáticos