Un aspecto muy importante en sistemas *nix es el de los permisos, estos nos permiten decidir quién puede hacer qué sobre nuestros archivos. Tomemos de ejemplo un script que estamos desarrollando, dependiendo de qué es lo que queremos hacer con ese script podemos asignarle permisos específicos para que solamente sea de ejecución o si queremos que pueda ser leído o modificado. Esto, por más complicado que parezca, en realidad es muy sencillo, pero veamos todo esto en acción para poder comprenderlo mucho mejor.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Uso de pipes para optimizar comandos Lección siguiente Editores de texto para la terminal