En ocasiones, sobre todo cuando trabajamos directamente con un servidor, es necesario que editemos algún archivo dentro de un editor, pero al estar en un entorno no gráfico quizá se pregunten si es posible -y desde luego lo es-. Así que en esta ocasión veremos 2 de los editores más populares para trabajar desde la terminal: nano y vim.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Esquema de permisos en macOS y Linux