Hasta el momento, hemos estado haciendo uso de comandos en la terminal de manera bastante sencilla, pero a medida que vamos utilizándola más es muy común que necesitemos ejecutar un comando para obtener un resultado y posteriormente ejecutar otro comando con el resultado del comando anterior, un ejemplo sencillo sería el guardar un reporte a un archivo o en el caso de linux agregar llaves a repositorios. Esto podrá parecer difícil pero es más sencillo de lo que piensan, acompáñenme y veamos cómo podemos lograrlo:

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Uso avanzado del historial en la terminal Lección siguiente Esquema de permisos en macOS y Linux