Una característica muy importante de la programación orientada a objetos es la capacidad que los objetos tienen para interactuar con otros. En programación estructurada nuestro código se lee de arriba hacia abajo y escribimos procedimientos de hasta cientos de líneas. En OOP dividimos las responsabilidades de un procedimiento en pequeñas clases y métodos y logramos que un método interactue con otros. De esta manera aunque ya no será posible leer nuestro código en línea recta, podremos hacer cambios más fácilmente en el sistema, escribir pruebas, reusar código, etc.

Ahora bien aunque hayas aprendido a declarar clases y métodos, es muy posible que sigas teniendo el paradigma de la programación estructura por mucho tiempo y que cometas ciertos errores que afecten la calidad de tu proyecto y no te permitan aprovechar los beneficios de la OOP, es por ello que en esta clase te enseñaré cómo puedes diseñar tus métodos para lograr una interacción correcta entre objetos, siguiendo el principio “tell, don’t ask”. Además aprenderemos sobre la declaración de tipos en PHP y veremos un repaso de herencia, getters y setters.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Herencia y abstracción con PHP Lección siguiente Interfaces y Polimorfismo