No sólo podemos tener pruebas que verifiquen la calidad de nuestro código en cuestión de segundos. Con integración continua, una práctica de ingeniería de software, podemos incluso lograr que nuestras pruebas unitarias se ejecuten de manera automática en entornos de desarrollo con diferentes características, como por ejemplo diferentes versiones de PHP.

En esta última lección del curso Creación de componentes para PHP y Laravel veremos cómo configurar Travis CI con el repositorio de nuestro componente, el cual es un servicio para realizar integración continua que podemos vincular con GitHub, que monitorea el repositorio y al ocurrir un cambio o actualización del código, ejecuta las pruebas unitarias para posteriormente obtener un reporte del resultado de la ejecución de las pruebas, es decir, si pasaron o no en los diferentes entornos que hayan sido configurados previamente.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Publicación de paquetes con GitHub, Composer y Packagist