Cuando estamos trabajando con nuestro código hay ocasiones en las que necesitamos dejar de trabajar en ciertas cosas para enfocarnos en otras. Imaginemos que estamos trabajando en la implementación de un feature, pero el avance que tenemos es muy poco porque lo acabamos de empezar, cuando de repente nos enteramos de que tenemos un error en producción y debemos corregirlo lo más pronto posible. La manera como hemos estado lidiando con estas situaciones hasta el momento es haciendo un commit pero el avance que tenemos es tan poco que no alcanza para hacer un commit ya que no sería nada descriptivo, sería bueno poder dejar de lado en lo que estamos trabajando (de manera temporal) y poder retomarlo más adelante, es aquí donde hacer un stash nos puede ser bastante útil.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Configuración avanzada de Git Lección siguiente Reescribir el historial en Git