Anteriormente hemos visto como rebase puede ayudarnos a tener un código mucho mas ordenado y limpio, sin embargo hay ocasiones en las que nos podría parecer que no tenemos otra opción mas que hacer un merge, por ejemplo, cuando nuestros branches presentan diferencias en código o también si tenemos diferencias en nuestro repositorio remoto de github, cuando queremos integrar los cambios (con git pull por ejemplo) nos da la recomendación de que hagamos un merge, pero esto nos creará ramificaciones en el historial.

Esto no es ningún problema para git ya que aún así tenemos la posibilidad de corregir conflictos de contenido sin tener que hacer un desastre y la manera de hacerlo es en sí un procedimiento bastante sencillo así que acompáñame a ver cómo podemos solucionar este tipo de situaciones.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Rebase en Git Lección siguiente Rebase interactivo en Git