Comparte en Facebook Twitter Google+

En Internet hay muchas discusiones en contra y a favor de la distribución de contenido pirata. Estas discusiones suelen asumir que la piratería beneficia a los estudiantes y a la comunidad (porque se distribuye el conocimiento, etc). Pero ¿Realmente es así? De esto quiero hablarte en el podcast #8:

Borrador del podcast:

Durante los últimos meses he visto muchas discusiones en diferentes comunidades sobre el tema de la piratería.

Quienes están a favor alegan que el contenido debe ser libre y accesible para todos. Quienes están en contra alegan que crear dicho contenido cuesta dinero y compartirlo sin permiso es ilegal y moralmente incorrecto.

Como profesor y autor, obviamente, formo parte del segundo grupo, pero también pienso que todos deberíamos tener acceso a educación de calidad, no solo eso, creo también que todos deberíamos tener el derecho a la alimentación, a un lugar donde vivir y a la salud gratuita, he pensado en esto desde hace mucho tiempo, sobretodo cuando era un estudiante universitario y mi preocupación por lo general no era cómo descargarme un video sino conseguir una habitación para dormir o suficiente dinero para sobrevivir otra semana.

Todos estos argumentos parecen apuntar a que la piratería beneficia a la comunidad (que ahora tiene acceso a más “conocimiento”) a cambio de solo perjudicar a los autores (quienes no ven su trabajo remunerado) Pero ¿Es esto realmente cierto? ¿Realmente la piratería te está haciendo bien? O dicho de otra forma ¿Realmente NECESITAS todo ese contenido?

Antes de responder a esta pregunta permíteme, como en git, cambiar la conversación a otra rama, sólo por un momento… Esta rama se llamará:

Mis primeros pasos como programador.

Cuando tenía 18 años aún no comenzaba la carrera de ingeniería en informática pero estaba impaciente por aprender a programar. En ese entonces no solo no disponía de cursos de programación, tampoco tenía computador propio ni conexión a Internet. De hecho donde vivía la conexión a Internet era muy lenta y costosa.

¿Alguien recuerda el sonido del modem dial-up? Era lo que yo escuchaba cuando quería conectarme a Internet, seguido un mes después de los gritos de mi madre cuando llegaba el recibo del teléfono.

Ante esa situación se me ocurrió buscar trabajo en un cyber-café: donde tendría un computador con conexión a Internet todo el día y además obtendría algo de dinero extra.

Trabajé en 2 cyber-cafés antes de comenzar la universidad y usaba mis ratos libres para aprender a crear páginas web en la mitad del tiempo y jugar Starcraft y chatear en la otra mitad.

Hobbies como chatear y jugar Starcraft me llevaron a perder mucho tiempo, pero también a conocer programadores y crear mis primeras páginas web para algunas de estas comunidades. Fue en una de estas comunidades y en uno de los cyber-cafés donde conseguí mi primer contrato como programador y, fue cuando me ofrecieron el pago que me di cuenta que en un día programando podía ganar más que en 1 semana atendiendo clientes del cyber. Para este entonces ya tenía computador en casa – lo compré con el dinero que reuní trabajando durante un año – así que renuncié a trabajar en cyber cafés y me dediqué a hacer mis primeros proyectos…

Cuando estaba aprendiendo a programar estudié con el material gratuito que encontré en páginas como conclase.net ¿La recuerdas? O leyendo la documentación oficial de PHP y MySQL que – aunque no me creas – está disponible de forma gratuita en Internet. Como este conocimiento era limitado y finito, como aún seguía sin Internet en casa y como necesitaba dinero, no me quedó de otra practicar y trabajar con el conocimiento que tenía.

Mucho tiempo después obtuve mi primer contrato en Reino Unido para crear un proyecto con Laravel, para ese entonces yo había trabajado con Codeigniter, Symfony e incluso había creado mi propio framework, pero no conocía Laravel. Así que usé algo de dinero que tenía para comprar un libro de Laravel 3, leerlo durante una semana y comenzar el proyecto.

Alrededor de la versión 4 de Laravel fue cuando me decidí a adquirir una suscripción a Laracasts, por solo un mes, dije y la mantengo activa hasta el día de hoy.

Y hasta hace un año y medio aproximadamente me di cuenta que todavía me quedaba mucho por aprender y decidí comenzar a leer más libros, como Refactoring, Clean Code, The Pragmatic Programmer y otros…

Quizás pensarías que de haber leído todo este material desde el principio o de haber tenido un computador con banda ancha desde un inicio hoy sería un mejor programador, yo pensé eso durante mucho tiempo, hoy creo justo lo contrario.

Creo que fueron precisamente dichas limitaciones las que me llevaron a donde estoy ahora. Fue por el tema de las licencias que me pasé a Linux y fue en Linux donde aprendí lo poco que sé sobre sistemas operativos, manejo de la consola, etc. Además fue en Linux donde logré concentrarme en el trabajo y separarme de los video juegos por muchos años.

Hoy en día, que tengo más recursos para aprender y programar sigo tratando de usar las limitaciones en mi favor. Cuando parece que tienes tiempo y recursos ilimitados en vez de rendir más, sucede de hecho todo lo contrario.

En este punto del podcast donde, como en git, podemos combinar los dos temas en uno solo:

Cuando quieres aprender una nueva tecnología o actividad, sueles contar con recursos limitados de tiempo, de dinero, de energías, pero son estos recursos limitados los que muchas veces te llevan a organizarte y por ejemplo a inscribirte en un curso al que luego asistes o ves simplemente porque no quieres perder el dinero, y luego quieres aplicar este conocimiento como una forma de recuperar tu inversión y si se trata de programación entonces quieres hacer un proyecto para aplicar dichos conocimientos y ganar dinero y tal como yo, en algún punto decides que tienes que seguir invirtiendo en ti y recuperando tu inversión y así es como creces más cada día. Cuando descargas contenido pirata no sólo perjudicas al autor, que al no ver remunerada ni tan siquiera apreciada su inversión decide muchas veces tirar la toalla y dedicarse a otra actividad, TAMBIÉN TE ESTÁS PERJUDICANDO A TI MISMO porque has roto este ciclo de dedicación, inversión, progreso y reinversión y has quedado atrapado en algo que hoy quiero llamar LA TRAMPA DEL CONTENIDO DIGITAL. No, no es que el contenido digital sea malo, sería una locura que yo cree una página con cursos en línea y luego diga que el contenido digital es malo ¿Cierto? Pero lo que sí me parece malo es que dediques tu tiempo de estudio a descargar y subir todo el contenido que veas en Internet sin ton ni son, sin nunca discernir o pensar si realmente NECESITAS ver dicho contenido y por supuesto sin nunca sentir la necesidad de recuperar la inversión (porque no has hecho ninguna inversión tangible) o tan siquiera de salir de casa. Estoy muy seguro que muchas de las personas que se dedican a descargar y subir contenido nunca llegan a estudiar y aplicar 1% porque no hay tiempo, porque siempre habrá más contenido que descargar y subir, siempre habrá que estar pendiente de las notificaciones de Facebook antes que venga el desgraciado de Duilio a reportar y borrarnos el contenido ajeno que tanto tiempo nos costó descargar y re-publicar y sitios como Facebook que saben como jugar con
nuestras mentes con tantos comentarios de “gracias por tu aporte” o tantos “me gusta” te darán esa misma sensación de dopamina y felicidad que yo sólo lograba cuando obtenía las gracias y el primer cheque de un cliente de verdad.

Así que mi consejo para muchos de ustedes es que dejen de pensar que tienen el mundo a sus pies y son más inteligentes que otros sólo porque descargaron 500 GB de videos, ese conocimiento sólo será de ustedes cuando logren estudiarlo y ponerlo en práctica, y cuando lo pongan en práctica se darán cuenta que no es la cantidad de contenido estudiado lo que hace a un gran programador, sino otras cualidades como nuestra capacidad de interactuar con otros y nuestra actitud hacia otros y hacia nosotros mismos los que determinarán o no nuestro éxito o fracaso en esta profesión.

Regístrate hoy en Styde y continua mejorando tus habilidades: ver planes.