En la lección anterior aprendimos a almacenar emails como logs de nuestra aplicación, para poder probar el envío del recordatorio de contraseña.

Pero, ¿Qué sucede si no queremos enviar un email real, pero tampoco queremos guardarlo como un simple log?

En la lección de hoy, exploraremos una solución intermedia, que nos permita comprobar que el email realmente se está enviando a un servidor (de prueba) sin arriesgarnos a enviar SPAM a usuarios reales o llenar de emails de prueba nuestra propia bandeja de entrada.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Recuperación de contraseña en Laravel 5.1 Lección siguiente Login con nombre de usuario y otras credenciales en Laravel 5.1