Hoy aprendemos a trabajar con las diferentes formas de anidar elementos en Sass. Haciendo uso de esta característica en diferentes atributos del lenguaje, nos permite escribir menos, y crear código más conciso y mejor estructurado que ademas es más fácil de entender y queda mejor organizado. También nos ahorra muchísimo tiempo al trabajar con proyectos grandes donde debemos escribir estilos para muchos componentes distintos.

Una vez que te acostumbres a anidar en Sass, te preguntarás cómo habías trabajado tanto tiempo antes sin usarlo.

Regístrate en Styde

y obtén acceso inmediato a cientos de lecciones como ésta y contenido nuevo cada semana.

Ver planes

Lección anterior Manipular archivos en Sass Lección siguiente Variables y Tipos de Datos en Sass